Comparación: contaminación y aceites residuales en Nomex® o en nailon/algodón resistente a las llamas

Artículo
Comparación: contaminación y aceites residuales en Nomex® o en nailon/algodón resistente a las llamas
Marcas destacadas
 
 
 
 
 
 

Las nuevas normativas promueven la limpieza adecuada de los equipos de protección
Para disfrutar de toda la protección ofrecida por los EPI resistentes a las llamas, es necesario realizar el mantenimiento y la limpieza de las vestimentas de la manera adecuada. La contaminación inflamable residual en la vestimenta de los EPI resistentes a las llamas puede aumentar el riesgo de quemaduras si el usuario quedase expuesto a un incidente térmico.

De hecho, las normativas de la Administración de Salud y Seguridad Laboral (OSHA) exigen que los empleados supervisen el cuidado y el mantenimiento de los EPI resistentes a las llamas, incluso al lavar en casa las prendas de los EPI. La OSHA envió una carta de interpretación sobre la importancia de responsabilizarse del cuidado, el mantenimiento, la vida útil y la eliminación de los EPI.  

Según la OSHA, a fin de cumplir con 1910.132 o 1926.95, el patrono puede permitir el lavado en casa, pero no puede limitarse a decirle a sus empleados que sigan las instrucciones del fabricante. 

Para cumplir plenamente con la normativa, los patronos deben hacer lo siguiente:

• Garantizar el mantenimiento adecuado de las prendas de protección, como las vestimentas resistentes a las llamas.
• Asegurarse de que la prenda resistente a las llamas se lave de tal manera que los contaminantes no vayan a afectar a su rendimiento.
• Inspeccionar la ropa de manera regular para asegurarse de que no necesita ser sustituida o reparada.
• Formar a sus empleados sobre los procedimientos y las técnicas adecuadas de lavado, en caso de que estos decidan lavar las prendas en casa.
• Responsabilizarse del lavado de prendas con Arc rating y resistentes a las llamas si las condiciones anteriores no se cumplen.

La respuesta a la contaminación

Algunas aplicaciones y entornos de trabajo pueden suponer un mayor impacto que otras para las vestimentas. Por ejemplo, las actividades de exploración de petróleo y gas suelen ensuciar mucho las prendas EPI resistentes a llamas de los trabajadores. Una de las razones más importante por las que las vestimentas resistentes a llamas se eliminan tras solo meses de uso es el desgaste de la prenda y el petróleo residual en esta. En estos casos, es importante entender la naturaleza de los contaminantes y cómo superar estos obstáculos para la limpieza. Una parte esencial de la evaluación de peligros en un emplazamiento, según lo exige la OSHA, es comprender estos obstáculos y escoger la mejor opción de EPI resistente a llamas para mitigar los posibles errores en el lavado.

 
 
 
 
 
 

Diferencias de rendimiento tras la descontaminación

Una universidad independiente condujo un estudio1 para determinar las diferencias en la distribución del petróleo residual en las fibras (y alrededor de estas) tras la contaminación y la descontaminación, y comparó estos factores en Nomex® y otros tejidos resistentes a llamas.

Los resultados demostraron que la fibra Nomex® era la que retenía la menor cantidad de contaminantes, mientras que las fibras de algodón/nailon resistentes a llamas retenían la mayor cantidad. Puesto que el petróleo y otros contaminantes se quedan en la superficie y no pueden penetrar en fibras sintéticas como Nomex®, estos se eliminan de manera más sencilla.2

Aunque no deben usarse vestimentas resistentes a las llamas si están contaminadas con material inflamable, los materiales sintéticos como Nomex® liberan las manchas con más facilidad que las prendas resistentes a llamas hechas de algodón.2

Nomex® nunca se rinde

• La estructura altamente cristalina de Nomex® supone una mayor resistencia al ensuciamiento.2
• El petróleo en las fibras Nomex® permanece en la superficie.
• Las conclusiones del estudio fueron las mismas incluso después de cinco ciclos de contaminación/descontaminación.2
• En la fibra de algodón resistente a llamas, las imágenes con electrones difusos retrógrados muestran que, además del petróleo entre las propias fibras, este penetra la fibra de algodón resistente a llamas (cavidad) y es muy difícil de eliminar, sin importar el método que se utilice para el lavado.2

 
 
 
 
 
 

Nomex® para una descontaminación sencilla

Sin importar las condiciones particulares del lugar de trabajo, la limpieza y el cuidado adecuados de los EPI resistentes a llamas son imprescindibles para mantener toda la capacidad protectora de la prenda. Para facilitar el éxito general del programa de EPI y la seguridad de los trabajadores, es importante tener en cuenta si el EPI que se va a escoger será fácil de cuidar y lavar.

 
 
 
 
 
 

1 El estudio independiente fue realizado por el Departamento de Ecología Humana de la Universidad de Alberta.

2 Mettananda, C.V.R. y Crown, E.M. (2009). Quantity and Distribution of Oily Contaminants Present in Flame-resistant Thermal-protective Textiles. Textile Research Journal 2010 80: 803. publicado en internet. DOI: 10.1177/0040517509346439.

ADVERTENCIA: Es posible que este contaminante en particular no simule el ensuciamiento en toda situación. Las prendas protectoras resistentes a llamas deben estar libres de cualquier contaminante inflamable.