En las aplicaciones industriales, los principales riesgos térmicos frente a los que tienen que estar protegidos los trabajadores son el calor y las llamas, los incendios, el calor producido por un arco eléctrico y las salpicaduras de metales fundidos.

DuPont ha desarrollado dos métodos de prueba que miden el nivel de protección térmica de un tejido (la prueba de rendimiento de protección térmica) o de una prenda (la prueba DuPont™ Thermo-Man®).

La prueba de rendimiento de protección térmica (TPP) fue desarrollada por DuPont para Europa en la década de 1970. Establece condiciones realistas de exposición combinadas con calor radiante y por convección. Una muestra de tejido se somete las circunstancias típicas de los incendios: una combinación constante de un 50% de calor radiante y un 50% de calor por convección, a un flujo de calor constante de 84 kW/m² (aproximadamente 2 cal/cm²/seg.).
La prueba mide el tiempo que transcurre y la cantidad de energía calórica por área de superficie (valor TPP) en el que la temperatura y la energía que se transmiten a la parte de atrás del tejido y alcanza niveles que podrían provocar quemaduras de segundo grado al usuario del Equipo de Protección Individual (EPI).

Dividiendo el valor TPP (cal/cm²) por el peso base del tejido (en g/m²), se obtiene el factor de fallo del tejido o valor FFF, que indica el rendimiento térmico del tejido. Cuanto más elevados sean el TPP y el FFF, mayor será la protección. El FFF permite hacer una comparación objetiva de materiales en condiciones de igualdad, ya que se tiene en cuenta la ratio protección/peso. Esta prueba no puede predecir el rendimiento térmico de una prenda, ya que hay otros factores importantes, como el diseño, el ajuste de la prenda y los accesorios.

La prueba TPP ha sido adoptada por ISO como método de prueba estándar (ISO 17492) con una exposición al flujo de calor de 80kW/m².

La norma NFPA 1971 de EE. UU exige que la prueba ISO 17492 se realice con una modificación, aumentar la exposición al flujo de calor hasta 84 kW/m².

Tabla de TPP

Resultados de la prueba:

En la prueba, se compararon tejidos de Nomex® con tejidos de algodón y varias mezclas de algodón tratados con productos químicos que retardan las llamas:

  • los tejidos Nomex® protegieron mejor al usuario desde el inicio de las quemaduras corporales.
  • Los tejidos hechos de Nomex® proporcionaron un TPP considerablemente más alto.
  • Además, los tejidos de Nomex® mantuvieron su rendimiento de protección después de 200 lavados.
  • En términos de kilo por kilo, los tejidos hechos de Nomex® proporcionaron hasta el doble de eficacia térmica o valor FFF en comparación con los tejidos de algodón y mezclas de algodón tratados químicamente.
  • Los EPI fabricados con Nomex® permiten ofrecer soluciones más cómodas y menos pesadas a la vez que mantienen una excelente protección contra el calor y las llamas.

Ver medios