Manténgase informado acerca de los productos de DuPont, servicios y otras ofertas. Si quiere estar informado, por favor háganoslo saber marcando la casilla de abajo. Al marcar la casilla usted acepta que ha leído la política de privacidad y Avisos Legales y Condiciones de uso.

Cómo instalar DuPont™ Plantex® GroundGrid®

Plantex_GroundGrid_Green_Path_630x315

Necesitará

  • 2 a 3 personas
  • Postes de metal o clavijas para sujetar la tela (temporalmente)
  • Pala, rastrillo
  • Carretilla
  • Cinta métrica (8 m de largo)
  • Cuchillo o tijeras
  • Grapadora si va a unir 2 o más mallas
  • Para grandes áreas se puede utilizar una máquina

Plantex® GroundGrid® viene en pastillas comprimidas. Coloque la geocelda en el punto de partida de la zona. Sujete un extremo al suelo con ayuda de 2 ó 3 postes de metal (las varillas son ideales).

Paso 1: 

Una vez sujeta, estire la geocelda hasta una longitud máxima de 8 m. En este momento el ancho debería ser de 1,25 m.

Asegúrese de que las celdas tengan una forma uniforme. Después sujete la geocelda con más postes en el extremo extendido.

Plantex® GroundGrid® es fácil de cortar con tijeras o con un cuchillo afilado. Por eso, puede cortarlo para sortear árboles u obstáculos, o para adaptarlo a una zona de forma irregular.

Las geoceldas pueden situarse lado con lado para zonas más grandes. Necesitará postes suficientes para sujetarlas al suelo (de 4 a 6 por malla). Superponga el extremo suelto de cada malla.

Recuerde que no puede andar sobre las geoceldas hasta después de rellenarlas. Si va a cubrir un área de gran tamaño y va a utilizar una carretilla para rellenar las celdas, asegúrese de tener acceso para realizar el relleno. Un método es llenar cada geocelda según las vaya tendiendo, dejando vacías las celdas más cercanas a la sección superpuesta hasta que haya tendido la segunda geocelda.

Si va a utilizar una máquina, como una retroexcavadora, su único límite será el alcance del brazo de la máquina.

Paso 2: Fijación al suelo

No hace falta fijar Plantex® GroundGrid® de forma permanente si el suelo está a nivel; el relleno y la sobrecapa mantendrán la geocelda en su sitio. Sin embargo, si va a trabajar en una ligera pendiente resulta recomendable fijar de forma permanente las geoceldas al suelo con clavijas dispuestas a intervalos regulares.

Es importante que la geocelda esté siempre en contacto con el suelo al realizar el relleno para impedir que se levante, lo que evita que el material de relleno se desborde por la parte de abajo de las celdas. Coloque un poste o una tabla de madera sobre la geocelda mientras realiza el relleno y retírelo según vaya trabajando.

 

Paso 3:  Relleno

Rellene cada extremo de la geocelda con un puñado de agregado o grava para sujetarla en su sitio. La geocelda debe estar constantemente en contacto con el suelo mientras pone la grava en las celdas. Ponga una tabla de madera encima de la geocelda para asegurarse de mantener el contacto.
Utilice un material de relleno del tamaño adecuado para el tamaño de las celdas. No deje caer el material de relleno desde una altura superior a 1 metro. Tanto si utiliza una carretilla como una máquina, tómese el tiempo necesario para cerciorarse de que el material de relleno no “levante” las celdas.
Extienda el material de relleno de forma uniforme sobre la superficie, y llene las celdas con una pala o rastrillo, cerciorándose de que cada celda esté llena del todo.
Atención: Sólo debe utilizarse grava triturada de perfil angular como relleno de las celdas. Los guijarros o productos tipo adoquín sólo pueden utilizarse como sobrecapa decorativa superpuesta a la geocelda..

Paso 4: Acabado

Es necesario aplicar una sobrecapa de un material adecuado encima de la geocelda, sobre todo en zonas con tráfico, como aparcamientos.

Si la sobrecapa es de un material distinto del relleno de las celdas, asegúrese de que ha llenado las celdas al máximo y ha tenido en cuenta el hundimiento que se producirá al asentarse. Quizás resulte recomendable utilizar un rodillo de mano o un compactador o apisonadora para conseguir la compresión final del material de relleno.

Al estar hecho de un material geotextil, los bordes de Plantex® GroundGrid® son muy delgados y, por tanto, no muy visibles. Sin embargo, siempre es buena idea mantener la sobrecapa recomendada sobre la zona para proteger los bordes del desgaste producido por las ruedas de los coches.

La garantía será invalidada por la utilización de, o el contacto con, maquinarias y/o herramientas para las cuales nuestros productos no están adaptados y que hayan podido deteriorar nuestros productos.