Manténgase informado acerca de los productos de DuPont, servicios y otras ofertas. Si quiere estar informado, por favor háganoslo saber marcando la casilla de abajo. Al marcar la casilla usted acepta que ha leído la política de privacidad y Avisos Legales y Condiciones de uso.

Tychem® F ayuda a proporcionar barrera biológica frente a patógenos altamente contagiosos

Para proteger a su personal, el servicio de ambulancias Altona de la ciudad de Hamburgo, en Alemania, está usando Tychem® F como barrera biológica frente a patógenos altamente contagiosos.

En la ciudad de Hamburgo, el Bernhard Nocht Institute (BNI) es uno de los cinco centros de excelencia alemanes destinados al aislamiento y el tratamiento de pacientes altamente infecciosos. Los pacientes sospechosos de sufrir infecciones víricas altamente contagiosas, como Ébola o SARS, se envían directamente a las unidades de aislamiento del Departamento Clínico del BNI 1.

El servicio de ambulancias y de extinción de incendios Altona, con base en Hamburgo, es responsable del traslado de los pacientes clasificados en el grupo 3.3 por riesgo de alta infección en su ambulancia de control de infecciones especialmente equipada. Sólo miembros del personal de extinción de incendios con formación regular pueden asistir a pacientes en la ambulancia de control de infecciones. Para maximizar su seguridad, todos los miembros del personal deben llevar un traje de protección Tychem® F de DuPont Personal Protection, además de guantes protectores y capucha con ajuste para mascarilla. Tras su uso se lleva a cabo un procedimiento desinfectante estricto.

Son necesarias tres personas para encargarse de la ambulancia de control de infecciones. Dos de ellas tienen contacto directo con el paciente y la tercera, el llamado "desinfectador", es a la vez el conductor y líder del equipo de tres personas. La zona del paciente y la cabina del conductor no están unidas en modo alguno (el único contacto es a través de un sistema de intercomunicación). Esto significa que, aunque el conductor lleva un traje protector, no necesita ninguna capucha con ajuste de mascarilla ni aparato de respiración durante el traslado.

Después del contacto con un paciente infectado, el equipo de protección debe desinfectarse con ácido peracético diluido durante cinco minutos antes de quitarse, de modo que una vez finalizado el traslado, el "desinfectador", el conductor/líder del equipo, tiene la tarea de descontaminar a sus otros dos compañeros. Para ello, él o ella añadirá una máscara de respiración estándar, guantes protectores y botas de goma al equipo de protección Tychem® F que ya lleva puesto.

En todas las llamadas, la ambulancia de control de infecciones también va acompañada por una ambulancia estándar con dos tripulantes. Estos dos miembros del personal de respuesta a emergencias actúan como equipo de reserva, en caso de que los compañeros a bordo de la ambulancia de control de infecciones necesiten ayuda adicional; por esta razón, ellos también llevan equipos Tychem® F. La ambulancia acompañante sirve también como área libre de contaminación para almacenar equipamiento.

Este tipo de traslado de pacientes lo atiende siempre el médico de guardia, así como el jefe de organización del servicio de ambulancias, cada uno de ellos con sus asistentes, y un funcionario civil experto está a cargo de la operación. En total, un control de infecciones puede implicar a cuatro vehículos y diez personas. Antes de que se usara Tychem® F, esta cifra era el doble.

En el pasado, dependiendo del tiempo de tránsito para una llamada, la brigada antincendios de Hamburgo tenía que proporcionar un número adecuado de oficiales de reserva. Uno de los principales motivos de este aumento drástico era el hecho de que no sólo el mono de protección frente a sustancias químicas era pesado para que lo llevara el personal de la ambulancia, sino que, más concretamente, el tiempo de aplicación máximo (30 minutos) estaba limitado en gran medida por el aparato de respiración (respirador de aire comprimido).

En comparación con los usados anteriormente, los monos frente a sustancias químicas Tychem® F facilitan el trabajo mucho más, a la vez que ofrecen el mismo nivel elevado de protección frente a bacterias y virus. Gracias a Tychem® F, el personal de ambulancia puede protegerse con una capucha con ajuste para mascarilla a la que suministra aire fresco una unidad de filtro/ventilador externo al traje, unida al cinturón. Bajo la capucha hay una ligera sobrepresión para minimizar el riesgo de penetración de patógenos. Además, la batería que alimenta al aparato de respiración tiene una autonomía de ocho horas.

Comparado con antes, ahora solo hacen falta la mitad de personas para atender una llamada de control de infecciones, lo que reduce en gran medida los requisitos de mano de obra, equipamiento y logística.