DuPont™ Tyvek® protege a los empleados del astillero Bénéteau

En Bénéteau, constructor líder en el mundo de embarcaciones, cada fase del proceso de fabricación se lleva a cabo de forma manual. Para proteger a los empleados que realizan trabajos manuales de los riesgos de este trabajo, se utilizan los monos de protección DuPont™ Tyvek®.

Bénéteau lleva construyendo yates y embarcaciones de pesca desde hace más de un siglo. Actualmente, con seis centros de producción en Francia y uno en Estados Unidos, Bénéteau se ha convertido en uno de los constructores de embarcaciones líderes en el mundo.

En 1884, el arquitecto naval Benjamin Bénéteau estableció su primer astillero en Saint-Gilles-Croix-de-Vie, Francia. En 1912 creó su primera embarcación a motor para la pesca del atún, lo que contribuyó en gran medida a la expansión de la empresa. En 1964, Bénéteau se pasó al mercado de los yates y desde entonces no ha echado la vista atrás.

Bénéteau se enorgullece del trabajo bien hecho, teniendo en cuenta el placer y la seguridad de los navegantes. Además de los yates, que representan el mayor porcentaje del negocio del grupo, Bénéteau también utiliza sus recursos para construir casas, chalets y vehículos que no requieren permiso de conducción.

La importancia de la seguridad del personal

En todas sus construcciones, Bénéteau utiliza grandes cantidades de poliéster, que se aplica en moldes para crear los cascos y las cubiertas de las embarcaciones. En Saint-Gilles-Croix-de-Vie, Christian Cardineau, director de la planta, presta una especial atención a la seguridad. Destacaba que “con nuestra expansión, la seguridad del personal se ha convertido en un factor determinante para nuestra empresa”.

Cada fase en la construcción de una embarcación se lleva a cabo en un orden preciso, comenzando por los talleres de moldeado y tapajuntas, seguido de la línea de montaje, donde se añade el equipo interior y exterior, para continuar con la prueba en el muelle y por último, la zona de entrega. Todo se hace a mano; ninguna de las fases de preparación está automatizada.

En la fase de moldeado y tapajuntas, el departamento de seguridad de la empresa ha hecho que sea obligatorio el uso de trajes de protección. Se trata de áreas en las que los trabajadores realizan un gran número de operaciones manuales y están especialmente expuestos a proyecciones de poliéster pulverizado, o la propagación de partículas finas de sustancias secas.

En el taller del moldeado, los trabajadores cortan y luego proyectan fibra de poliéster sobre un recubrimiento de resinas basadas en disolventes con una pistola de aerosol. A continuación, otro operario utiliza rodillos para unificar y procesar cada centímetro cuadrado de superficie. Todos los trabajadores de moldeado están obligados a llevar monos Tyvek®.

La temperatura dentro de los edificios se supervisa constantemente para controlar la evolución de las materias primas, sobre todo del poliéster. Las temperaturas varían desde los 15°C en invierno a los 33°C en la fase más calurosa del verano. Los trabajadores agradecen que sus equipos de protección Tyvek® sean ligeros y transpirables, ya que, incluso cuando se producen olas de calor, pueden realizar sus tareas cómodamente.

En el taller de tapajuntas, se realiza otra operación delicada e importante. Aquí, los trabajadores operan en una atmósfera repleta de finas partículas de materia seca generadas por los afiladores que se utilizan para lijar y finalizar las estructuras procedentes del taller de moldeado. Es necesaria la máxima protección para estos trabajadores que, además de sus equipos Tyvek®, también utilizan gafas de seguridad, guantes y mascarillas.

Seguridad comprobada

Se seleccionaron protectores de brazos y equipos DuPont™ Tyvek® tras una serie de pruebas realizadas por el médico, el personal de enfermería y el departamento de seguridad de Bénéteau, para garantizar que cada trabajador contara con la protección efectiva frente a todos los tipos de exposiciones relacionadas con el trabajo.

El Dr Grossin y el señor Guittonneau, encargados de la formación sobre seguridad en Bénéteau, señalaban lo siguiente: “los trajes con un diseño deficiente pueden producir dermatitis relacionadas con alergias de contacto a través de la exposición a las sustancias químicas presentes en las resinas de poliéster o bien irritaciones mecánicas o relacionadas con la fricción, producidas por fibras y polvo. Estas dolencias requieren tratamientos costosos y periodos de bajas laborales que pueden durar hasta varias semanas”.

La firmeza de los equipos de protección personal de DuPont se ha supervisado estrictamente. Las propiedades que aprecian los usuarios son su calidad, solidez y comodidad, lo que garantiza una mayor libertad de movimiento. El departamento de seguridad de Bénéteau considera los trajes productos de alta calidad y se asegura de que se cambian tras cada uso.

El catálogo de Bénéteau, una herramienta original

Como muestra de la importancia de la seguridad de los empleados, el señor Guittonneau ha desarrollado una herramienta original de protección individual para todo el equipo utilizado en los centros de producción: el catálogo de EPI con referencia de Bénéteau. Este catálogo exclusivo y actualizado con frecuencia incluye todos los accesorios y referencias disponibles para ayudar a optimizar la realización de pedidos.